"...el hombre no es nada más que su proyecto, no existe más que en la medida en que se realiza; por lo tanto, no es otra cosa que el conjunto de sus actos, nada más que su vida." J.P. Sartre, El existencialismo es un humanismo

"Llega siempre un tiempo en que hay que elegir entre la contemplación y la acción." A. Camus, El mito de Sísifo

"Una minoría no tiene ningún poder mientras se aviene a la voluntad de la mayoría: en ese caso ni siquiera es una minoría." H.D. Thoreau, Desobediencia civil

27 de diciembre de 2013

No nos sirve lo democrático

Individuo decidiendo quién
decidirá por él
La "vía democrática", como se suele llamar, nos ha demostrado ya demasiadas veces su ineficiencia, insuficiencia, e incoherencia. Lo democrático [representativo, partidista] es, una vez tras otra, anti-democrático [en el sentido de la democracia pura, original, etimológica, rousseauniana: directa]; se afirma a sí misma, contrariamente al demos, al pueblo, siendo su principal ocupación el discurso y la trampa sutilmente tendida (y, en España, no tan sutil). Esperamos continuamente a que nos salven, porque dicen que nos quieren salvar; confiamos ciegamente en quien [dicen que] hemos elegido, y, con él, su voluntad absoluta, junto a toda su variabilidad. El principio de lo democrático ha llegado al nivel de lo partidista; la democracia no consiste en que el representante represente las ideas de quien lo elige, sino que el representado elija las ideas que cree más cercanas a las suyas.

Para las protestas, para quien se manifiesta, para quien cree que no se está haciendo democracia [pura, etimológica, directa], lo democrático es ineficiente, lo legal es insuficiente, lo policial es incoherente. No hay razones para seguir la "via democrática". Los activistas (por el ecologismo, por el feminismo, por la vivienda, por el alimento) que no se conforman con el paripé espectacular, televisivo, de masas, necesitan otros medios, no para hacerse oír, sino directamente para hacer lo que piden, y lo que la democracia no respeta: para actuar. Por eso no respetamos las convenciones; por eso no respetamos la formalidad; por eso no respetamos ideales de bondad o maldad; por eso nos tenemos por prioridad a nosotros mismos, como únicos ideólogos; por eso no nos sirve lo democrático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario